domingo, junio 25, 2006

¿EL TRIBUNAL SANTO O EL SANTO TRIBUNAL?

Hace poco leía la constitución donde naturalmente se encuentran nuestros derechos y... deberes (a veces cuesta reconocerlos ¿verdad?), bueno entre las leyes que revisaba estaba acerca de la libertada de culto o creencia, y pensaba si siempre en nuestro país hubo libertad de asumir la religión que uno quisiera y revisé los libros de historia y me encontré con una institución que en verdad me hicieron temblar, ¿Saben a cuál me refiero? Supongo que, pues dicha institución es: LA SANTA INQUISICIÓN. Saben las sociedades a lo largo de la historia siempre han querido mantener un orden en la sociedad y no se les ocurrió mejor idea que crear instituciones ue se enencargan de vigilar ese orden. ¿Pero qué era la Santa Inquisición? Vamos a intentar a esta preguntita.

Resulta pues que allá por la época en que los españoles dominaban nuestras tierras se instaló en Lima el llamado: TRIBUNAL DEL SANTO OFICIO (popularmente conocido como Inquisición). Lo cierto es que esta moda de poner tribunales de inquisición ya existía en Europa y pensaron que en estas tierras recién conquistadas no estaría mal que también estuviesen a la moda. Ellos, pues se establecen en Lima el 29 de enero de 1570 y fue su primer inquisidor Serván de Cerzuela, quien pide licencia al virrey Don Francisco de Toledo para la instalación de este tribunal.

¿Qué hacía este tribunal?
Aquí les va, VIGILABAN el mantenimiento de la doctrina cristiana contra los movimientos heréticos (judaismo, islamismo y demás ismos que no tuvieran que ver con el cristianismo) y el protestantismo (cuidado la fe no se cuestiona ¡sólo se obedece!, alguien puso un seño en la cara... mucho cuidado, nos vigilan).

Por otro lado nuestros inquisidores (así se llamaban los miembros del tribunal) tenían entre ceja y ceja a los que practicaban la hechicería y la brujería o cualquier ceremonia con caracter pagano (¿Qué pasaría y estos señores del santo oficio aparecieran de pronto en nuestro tiempo, ¡Cielos! ¿Cuántos ejecutados habrían?) Mejor no pensemos en ello y sigamos con lo nuestro. Ellos también velaban por el mantenimiento de las buenas costumbres, la moralidad pública y privada (¡Ajá!, osea, no sólo bastaba con ser buena gente sino parecerlo, nada con los tipos que tenían dos amores o más, las vestimentas escandalosas o bailes desenfrenados, etc. ¿Y qué harían los del tribunal con los chicos que se jaranean con el "perreo"?). También contralaban la entrada de la literatura considerada "peligrosa" con la elaboración de una lista de libros prohibidos, llamado El índice. (¡Qué metiches! Pueden creer que prohibieron la lectura de El Ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, con lo que me encantan a rabiar las aventuras de ese caballero loco llamado Alonso Quijano. Me pregunto ¿Por qué considerarían los del tribunal un peligro este libro?)
¿Cómo operaba?
Alguien debía denunciar al que cometía actos que iban en cotra de las normas establecidas por el tribunal luego se le sometía a una audiencia (presentación ante el tribunal) y muy amablemente se le preguntaba sobre sus faltas y si no las confesaba, no había ningún problema, porque contaban con el barbero o sangrador que no era muy amable para hacer las preguntas al acusado, lo mismo te amarraba a una silla hasta que pierdas practicamente el aire, o te colgaban poniendote por los brazos puestos hacia a traás o si te daba sed te echaban en una camilla y con un embudo te daban agua, si durante el interrogatorio tenías frío, muy amablemente de colocaban fuego sobre los pies para calentarlos, claro que el acusado tenía potestad de defenderse. (¿Muy amables los inquisidores no?)

¿Qué castigos aplicaban los del tribunal?
A los culpables de alguna falta señalada por el tribunal se les condenaba a la "vergüenza pública", resulta pues que se les vestía con unas túnicas blancas (sambenito), que llevaban una cruz marcada como único adorno y como sombrero un " cucurucho" (una especie de sombrero en forma de cono); no conformes con eso, alguien iba gritando por toda las calles a quien se estaba castigando ese día hasta llegar a la Palza de Armas donde se le azotaba (¡Qué vergüenza! o como dirían los chicos de hoy ¡Qué roche!). Otros iban presos en unas celdas de lo más incómodas que se encontraban en las instalaciones del mismo tribunal. La pena máxima fue la muerte. Durante los trescientos años en que funcionó se dieron 27 actos de fe y 30 ejecuciones.

¿Cuándo cesó las funciones del tribunal?
Fue eliminada el 30 de julio del año 1813, por orden del virrey Abascal, luego de haber recibido el decreto que la Corte de Cádiz había firmado el 22 de febrero de ese mismo año ordenando su cierre. Ofialmente terminaron sus funciones en el año 1820. Cuando los inquisidores abandonaron la casa inquisitorial muchos curiosos entraron y pues como comprenderan con ellos también algunos amigos de lo ajeno, que se llevaron cosas y documentos importantes...¿Quiénes serían estas personas? ¡Uhmmmmm, sospechoso...! (¡Qué bueno! ¿Verdad? ¿o no?, la verdad contantas cosas que ocurren hoy en día no sé si todavía necesitemos de un tribunal que nos vigile. Aunque el control que ellos exigían era excesivo. ¿Tú qué opinas?)
A nosotros, ciudadanos del siglo XXI, nos hubiera gustado conocer sus instalaciones, celdas y algunos detalles ¿Verdad? Pues no te preocupes, puedes visitar al museo que tiene el mismo nobre de esta institución y estos son los datos:
  • Teléfono : 3117777 anexo 2910 (reservaciones) o puedes acudir personalmente a realizar alguna consulta.
  • Horario : Lunes a domingo de 9:00 a.m. a 5:00 p.m. Cuenta con guías en castellano, inglés, francés, italiano, portugués y alemán.
  • Tarifa : Gratuito
  • Director : Lic. FERNANDO AYLLÓN DULANTO
  • Dirección : Jr. Junín 548, Lima (frente al Congreso de la República).
  • Servicios: Guiado, venta de recuerdos, materiales sobre el museo entre otros.
  • Visita virtual: Web del Museo de la Santa Inquisición. En ella encontrarás una ampliación informativa sobre las inquisiciones en el mundo y cómo se desarrolló en el Perú; también detallan los servicios que ofrece el museo, así como, un listado (con datos de servicios y ubicación) de otros museos con que cuenta nuestro país. Hay información también sobre el Congreso de la República y una visita virtual al Museo (allí encotrarás las imágenes 3D que te muestro en esta página y muchas más). Para acceder a estos datos sólo debes hacer click en las secciones que están en la parte inferior de la página y luego las secciones que aparecen en la columna izquierda. Esperamos te sea provechosa e ilustrativa estas referencias.

Imágenes de una visita memorable

Ingreso al Museo del tribunal del Santo Oficio


Sala de audiencias (Presencia del acusado ante los inquisidores)

Sala de Autos de fe

Sala de celdas secretas. Si observas el cuadro central notarás a alguien sentado, pero si eres más agudo en tu observación verás que sus pies están puestos en un unos agujeros que están tallados en una madera gruesa (a este castigo se le denominaba CEPO). Algunos cepos no sólo eran para colocar pies, sino que eventualmente los había para colocar las manos y la cabeza. Los castigados estaban en la misma posición por horas y días. (¡Qué incomodidad!)

Sala de tormentos. Observemos las distintas formas que utilizaban los barberos o sangradores para obtener onformación de los acusado (Muy amables los inquisidores ¿no?)


En esta vemos a nuestros dilectos estudiantes del Miró Quesada escuchando atentos las explicaciones de la guía en la Sala del secreto.

Traje sambenito con el que se vestía a los culpables de alguna falta.

Detalle de la Sala de Auto de fe. Nótese una pintura que muestra cómo se realizaban los castigos públicamente.

La guía explica acerca de la Sala de los procesos.


Tortura de la Garrucha.Consistía en amarrar al preso con los brazos hacia atrás, colgarlo y subirlo lentamente. Cuando se encontraba a determinada altura era soltado bruscamente, sujetándosele fuertemente antes de que tocase el piso. El dolor producido en ese momento era mucho mayor que el originado por la subida. Si el preso no confesaba en la segunda estrapada, le colocaban un sobrepeso en los pies a fin de aumentar el dolor.

Tortura de los Azotes. El preso era inmovilizado en el cepo de las manos y del cuello, dejando desnuda su espalda, en donde le aplicaban la cantidad de azotes que determinase el Tribunal. Su número variaba entre 50 y 200, dependiendo de la gravedad de las faltas cometidas y la consistencia física del encausado. El castigo del azote, a diferencia de los otros, no se aplicaba para obtener la confesión sino como parte de la sentencia, en los casos en que se había determinado la culpabilidad de los reos en faltas graves. Era el único tipo de castigo físico que incluían las sentencias.

Esta es la tortura del potro. Consistía en tender al acusado en una plataforma grande, como si fuera una cama, y las extremidades del mismo eran sujetados por gruesas sogas y el barbero o sangrador, por medio de una rueda que se encontraba al costado de la misma, tensaba cada vez más las sogas, de tal manera que producían un dolor insoportable. (Alguien pensó en Túpac Amaru, pues era más o menos de la misma forma la ejecución; sólo que, sin caballos).


Tormento del garrote. Sujetaban al acusado a una silla con una soga del cuello y manos y mediante una rueda que se encontraba tras la silla la iban tensando cada vez más. (Eso debió ser muy doloroso. ¡Auch!). Fíjate como un grupo de personas van desapareciendo por debajo de la silla que hemos explicado, allí se descubrió un pasaje secreto, donde se hallaron celdas secretas.

1 comentario:

Sol dijo...

oaaaa....soy de la promo 2004 ggg esta pag esta xvr sobre todo para los q estuvimos desde el principio (buuu voy a llorar ggg) pero ya ps espero q publiquen prontito la foto de la promo para q nos recuerden....
PD: saludos a la mis CANCHARI , miss lourdes y a la soqui.q ta buena
PD 2: todo porq kikin sigue afanando a la soqui y la huairis se pone celosa.